¿Cómo se combate la procrastinación?

¿Cómo se combate la procrastinación?

Imagina la situación: tienes un trabajo importante que hacer antes de una determinada fecha, pero lo dejas todo en suspenso, ocupándote de varios asuntos domésticos. Es una fecha límite, y nunca llegas al trabajo. Empiezas a ponerte nervioso, pero aún así evitas la tarea. ¿Te suena familiar? Se llama procrastinación.

A diferencia de la pereza, un proscriptor pospone el caso hasta el último momento. Está interesado en la tarea en cuestión, pero no hay forma de empezar. ¿Por qué sucede eso?

Razones para la postración:

  1. Falta de motivación. Cuando no existe un incentivo para alcanzar un objetivo, una persona simplemente pospone el caso por un período indefinido.
  2. Perfeccionismo. La gente que es propensa al perfeccionismo trata de hacer todo perfectamente, así que piensan en cada pequeña cosa sin comenzar la tarea. La autocrítica asociada a ideales inalcanzables no permite que uno asuma el trabajo.
  3. Falta de auto-organización. Una persona que no sabe cómo planificar su tiempo, a menudo pospone una tarea importante hasta una fecha límite, y luego la realiza de manera superficial y desconsiderada.
  4. Problemas psicológicos. Miedos, fobias, baja autoestima, depresión, incertidumbre… Una persona puede experimentar agudamente conflictos e insatisfacción consigo misma. Cae en trampas mentales, lo que le hace querer posponer las cosas.
  5. Falta de comprensión de las consecuencias negativas. El ser humano no se da cuenta de la importancia de los deberes que se le asignan, no comprende el valor de la superación de sí mismo.

Formas de luchar contra la postración

1. No se distraiga con actividades innecesarias.

A menudo los procaninadores pasan varias horas en las redes sociales, hojeando irreflexivamente las últimas noticias, viendo películas y series de televisión, comiendo y mucho más. No te dejes distraer de la tarea que tienes entre manos. Esconde tu teléfono, apaga Internet, pospone la conversación con tus amigos para más tarde. Después de eso entenderás cuánto tiempo y esfuerzo han requerido estas cosas aparentemente insignificantes.

2. Planea tu tiempo

Ponga un diario donde anotará su rutina diaria. Pídele a la familia que vigile tus deberes. En las redes sociales se puede encontrar gente con ideas afines que, como tú, luchan contra la postración. De esta manera pueden controlarse mutuamente, compartir sus éxitos.

También puedes usar el método 45/15: 45 minutos de trabajo intensivo, 15 minutos de descanso. Esta es una de las mejores opciones para lograr una alta eficiencia. Lo principal es enseñarte a no distraerte por diferentes momentos.

3. Cuídate

Deja de criticarte y juzgarte constantemente. Nadie es perfecto. Acepta tus defectos, entonces será más fácil. Al regañarte por la pereza, sólo añades a tus preocupaciones, y el trabajo nunca se hará. Te amarás a ti mismo y a tus características. Sólo entonces podrás empezar a hacer algo.

4. Piensa en tu estado mental

Es posible que la causa de la postración sea la depresión o la fatiga crónica. Ve a un psicólogo. El médico puede ayudarle a determinar la causa exacta.

5. Disfruta del trabajo que has hecho.

Anímese por el trabajo que ha hecho: compre algo bonito, como chocolate. Asegúrate de elogiarte por el resultado, aunque la tarea no sea tan importante. Todavía lo estás haciendo muy bien, y te mereces una recompensa.

6. Haz las cosas más desagradables primero.

Trabajar duro te facilitará hacer otras tareas menos importantes. Cree en ti mismo. Es difícil manejar la postración, pero es posible. Usa cualquier método que puedas para combatirlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Menu