5 maneras de ordenar tu cocina

Posted in Hogar
at 2021.06.12
With 0 Comments


Lo mejor que podemos hacer es tener la cocina ordenada en el día a día. Aquí están estos consejos de Linea 3 Cocinas favoritos para crear un espacio que te permita amar a cocinar:

Guarda lo que te gusta

Conserva sólo lo que te hace feliz. Y punto. Deja de lado otras justificaciones para conservar cosas que no te gustan o que no necesitas. No te quedes con el exprimidor que nunca usas porque “era caro”. Y no te quedes con esa sopera que te regalaron en la boda si odias el estampado, o con la máquina de hacer pasta que quizás algún día pruebes (tal vez). Conserva sólo lo que te hace feliz y verás que sientes más placer cuando cocinas y comes.

Lo que se usa a diario

La cocina es sin duda un centro de artículos utilitarios. Si no sientes una chispa de alegría al ver tu abrelatas, no pasa nada: conserva también los objetos que utilizas habitualmente. Kondo sugiere que, si no sientes la chispa por cosas como tus platos o sartenes de uso diario, los conserves (por supuesto), pero que consideres la posibilidad de cambiarlos por otros que sí te den alegría cuando puedas permitírtelo. Yo me quedé con mi olla de aluminio usada durante años hasta que pude permitirme un horno holandés de hierro fundido, que ahora me hace feliz cada vez que lo uso.

A nuestro personal de la cocina de prueba le encantan estos utensilios de cocina de uso diario.

Organiza por categorías, no por ubicación

En lugar de organizar la cocina de una sola vez, clasifica primero los utensilios y el equipamiento de cocina, y luego los alimentos. Cuando revises los utensilios y el equipamiento de cocina, reúne todo lo que tengas en esa categoría, ya sea que lo guardes en los armarios de la cocina, en el lavadero o en el garaje.

Coge todo lo que hay en esa categoría y apílalo en la mesa o en el suelo. Este paso puede parecer extremo, pero es importante. Enfrentarse visualmente a la gran cantidad de cosas que tienes hace que sea más fácil hacer un balance y dejar ir las cosas.

Es un trabajo duro: Mantén tu energía con un tentempié saludable.

Deshazte de todo lo que no te da alegría

El desorden es un proceso de reducción, a menudo drástica. Como dice Kondo: “Para valorar de verdad las cosas que son importantes para ti, primero debes descartar las que han dejado de tener sentido”.

Guarda cada objeto por un momento. Si te hace feliz (o es útil y necesario), quédate con él. Si no es así, agradézcale el servicio prestado y déjelo ir. Es útil considerar los artículos similares juntos. Si tienes varias paneras, quédate con una o dos que realmente uses. Si tienes ocho salsas picantes, quédate con tus favoritas (y deshazte de las que estén caducadas).

Haz una limpieza rápida

Una vez vaciados los armarios, los cajones y la nevera, tienes la oportunidad perfecta para limpiarlos. Utiliza un paño húmedo para limpiar las superficies y recoger las migas. Considera la posibilidad de añadir forros para mantener los estantes limpios. De paso, limpia las botellas de aceite y vinagre, desempolva los tarros de especias y lava los cajones del frigorífico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *